El condado de Pima detiene temporalmente la distribución de la vacuna J&J

by Redacción

 El condado de Pima detendrá temporalmente la distribución de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson. 

El martes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos dijeron que recomiendan una «pausa» en el uso de la dosis única mientras investigan informes de coágulos sanguíneos potencialmente peligrosos.

Las organizaciones están investigando coágulos en seis mujeres en los días posteriores a la vacunación, en combinación con recuentos reducidos de plaquetas. 

En los Estados Unidos, se han administrado más de 6,8 millones de dosis de la vacuna J&J. La gran mayoría con efectos secundarios leves o nulos.

El Departamento de Salud del condado ha administrado 24,600 dosis de la vacuna J&J.

En un comunicado de prensa, el condado de Pima dijo que no ha recibido informes de reacciones adversas. 

“Las vacunas disponibles en la actualidad son seguras y efectivas”, dijo la Dra. Theresa Cullen, directora del Departamento de Salud del Condado de Pima. «Y aunque por precaución hemos detenido el uso de J&J, instamos a los no vacunados a que sigan vacunándose».

Si ha recibido la vacuna J&J y ha experimentado síntomas de dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, debe comunicarse con su médico de atención primaria de inmediato.

Related Posts

Leave a Comment