Casi el 30% de los inmigrantes detenidos en la frontera sur de EE.UU intentaron cruzar previamente, según el gobierno de Biden

by Redacción

Casi el 30% de los inmigrantes detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos el mes pasado habían intentado cruzar previamente, según el gobierno de Joe Biden, en momentos en que las autoridades siguen dependiendo de un decreto de salud pública que ha permitido la expulsión de miles de migrantes.

«Los niveles de flujo suponen un desafío para la Patrulla Fronteriza, pero el alto nivel de reincidencia significa que no podemos considerar esos flujos como personas individuales. A menudo son las mismas personas que vuelven a pasar», dijo un funcionario de la administración.

Aumento de reincidentes

El decreto de salud pública implementado bajo la administración Trump, que permite a las autoridades fronterizas rechazar rápidamente a los inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera sur de Estados Unidos, ha contribuido al aumento de los reincidentes, ya que los migrantes están siendo expulsados, no deportados.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) detectó a más de 172.000 personas que intentaban cruzar la frontera entre EE.UU. y México en marzo, lo que supone un aumento del 71% con respecto a febrero, según los funcionarios de la administración que informaron a los periodistas este miércoles. Esta cifra también incluye a los que cruzan de nuevo la frontera.

Los funcionarios del Gobierno federal sostuvieron que la mayoría de las personas detenidas en la frontera en marzo fueron expulsadas rápidamente. Los adultos solteros y las familias están sujetos a la política relacionada con la pandemia, aunque algunas familias han sido admitidas en EE.UU., como resultado de la capacidad limitada en México.

Menores migrantes no acompañados

Sin embargo, el creciente número de menores migrantes no acompañados que llegan a la frontera entre México y Estados Unidos sigue siendo un desafío para las autoridades, ya que los menores que cruzan solos no están sujetos al decreto de salud pública. «Nos estamos moviendo en la dirección correcta, pero sabemos que tenemos mucho trabajo por delante», añadió el funcionario. En las últimas semanas, la administración Biden ha anunciado al menos 11 nuevos sitios para alojar a los menores y trasladarlos fuera de las instalaciones superpobladas de la CBP, que tienen condiciones similares a las de una cárcel.

Nuevas medidas

El Departamento de Salud y Servicios Humanos, que supervisa una red de refugios para menores inmigrantes, ha estado tratando de acelerar la liberación de los menores de la custodia estadounidense a un tutor, como un padre o familiar, en Estados Unidos, dijo otro funcionario de la administración

Related Posts

Leave a Comment