Identifican a inmigrante Guatemalteco 3 años después de fallecer en desierto de Arizona

La familia hace los arreglos para repatriar los restos óseos y algunas pertenencias que se encontraron junto a a Juan Carlos.

ARIVACA- Una familia Guatemalteca sufre ante la perdida de su ser querido en su intento por llegar con su hermano en Estados Unidos, los padres dieron la bendición a su hijo de 18 anos para que emprendiera el camino rumbo al pais de las oportunidades.

El joven metió lo que pudo en una mochila y emprendió el camino , días mas tarde se comunico para decir que entraría a el desierto de Arivaca en Arizona, un sitio transitado por inmigrantes que intentan llegar a diferentes partes en la union americana.

Los días pasaron y el hermano que vive en algún lugar de EE.UU. no recibía noticias de su hermano menor, los padres en Guatemala intranquilos por que aquel joven que se despidió con la promesa de regresar algún día aun no llegaba a su destino.

Las noticias de los 147 inmigrantes fallecidos en el ano fiscal 2016-2017 aumentaban la tristeza, pero su fe en Dios los mantenía con fe que el joven estaría en algún centro de detención o hospital, pero nada de eso.

Fue hasta el 18 de agosto del ano 2020 cuando el hermano mayor recibió la noticia que lamentablemente se estaba esperando después del verano del 2017, «me llamo diciendo que habían encontrado el cuerpo de mi hermano y que todos los exámenes que hicieron coinciden con ADN de nosotros, estamos felices de haberlo encontrado pero a la vez triste por que teníamos la ilusión de encontrarlo vivo pero no fue así» dijo Cruz Poz hermano de la víctima.

Juan Carlos Poz murió en el desierto de Arivaca días después de haber cruzado la frontera, reportes del forense indican que falleció dentro del refugio de vida silvestre buenos aires, aproximadamente a unas 15 millas al norte del cerco que divide a Estados Unidos de Mexico.

Mientras tanto grupos humanitarios recientemente recorrieron el desierto con la ayuda de un GPS hasta llegar al sitio señalado para colocar una cruz en memoria de Juan Carlos Poz, quien tendría 21 años de edad.

«le prometimos al hermano que le traeríamos una cruz para colocarla en el sitio donde murió, y así lo hicimos» dijo Cesar miembro de la organización Armadillos.

Estadística del medico forense en el condado pima indican que en el ano 2017 murieron 147 inmigrantes muchos fueron identificados, otros esperan para saber su identidad.

La familia ahora hace los arreglos para repatriar los restos óseos y algunas pertenencias que se encontraron junto a a Juan Carlos Poz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *